Revista Filipina

Revista semestral de lengua y literatura hispanofilipina

Navigation

Verano 2018
Volumen 5, Número 1



Revista Filipina, Segunda Etapa. Revista semestral de lengua y literatura hispanofilipina.
Verano 2018, Vol. 5, N
úm. 1



ENSAYO


HISTORIA, CULTURA, DESAROLLO Y DESTINO: ¿PUEDE MEDIR LA HISPANIDAD SU EFECTO EN LA ECONOMÍA?


FRANCISCO ANTONIO BADUA Y JAMIAS
Lamar University



INTRODUCCIÓN

      Según algunos académicos, el destino de un país depende significativamente de la cultura de su población. Y hay algunas teorías que analizan cómo la economía y la empresa de un país pueden verse afectadas por su cultura. Este ensayo plantea la hipótesis de si las características culturales de los países hispánicos y, en última instancia, la existencia de una comunidad hispánica de naciones, tiene algún efecto en el desarrollo económico de estos países. Para ello habría que tratar de responder a las cuestiones de qué es cultura, qué puede medirla, puede observarse alguna correlación entre economía y cultura, o qué es Hispanidad. Para investigar estas preguntas, tratamos de emplear datos económicos, estructuras de análisis y medidores culturales.
      Herodoto ya escribió sobre la influencia de las actitudes y costumbres de varias naciones de la antigüedad, y cómo estas costumbres sociales afectaban los resultados de guerras y políticas1. Y cuando la ciencia económica nació, sus prácticos adoptaron el mismo lente de análisis. Por ejemplo, el escritor alemán Max Weber proponía que el desarrollo y prosperidad de los países en el periodo de la Revolución industrial y del advenimiento del capitalismo dependían de sus culturas. Los países del norte de Europa, con cultura influida por el protestantismo, eran más ricos que los otros, y el desarrollo socioeconómico de cualquier país en cualquier parte del mundo dependía de su cultura2. Desafortunadamente, esta tesis ha sido malinterpretada, mal usada o abusada para el caso de la influencia hispánica en Filipinas. Como fruto de la leyenda negra, se ha atribuido a los elementos culturales hispánicos varias de las carencias políticas3 o económicas4 en la historia contemporánea del archipiélago.


DEFINICIÓN DE CULTURA Y MEDIDORES CULTURALES

      Tal vez la primera definición de cultura viene de Cicerón5, que la define como “etiam svperiores, qvi frvges, qvi vestitvm, qvi tecta, qvi praesidia contra feras, qvi cvltvm vitae, invenervnt”. Es decir, todos aquellos artificios, materiales o espirituales, que mantienen la vida de una comunidad. Lo que supone que, de forma efectiva, la totalidad de una cultura es difícil de delinear.
      Consecuentemente, es imposible caracterizar por completo una cultura. Pero para obtener una idea de cómo la cultura puede afectar a las empresas y el comercio de un país, puede utilizarse el sistema de «Dimensiones culturales» (Cultural Dimensions) propuesto por Geert Hofstede, un psicólogo y ex-administrador de IBM. Hofstede estableció varias dimensiones en las cuales gentes de naciones diferentes muestran actitudes en contraste con gentes de otra nacionalidad. Las principales de estas dimensiones son: (1) distancia al poder, (2) individualismo, (3) masculinidad, y (4) miedo a la incertidumbre. Para cada dimensión, los países que muestran las puntuaciones más altas tienen unas características diferentes a aquellos que muestran puntuaciones más bajas.


DATOS PARA MEDIR DIMENSIONES CULTURALES

      Para obtener una idea de cómo la cultura hispánica se manifiesta, hemos seleccionado las medidas del sistema Hofstede de algunos países de tradición hispánica6. Los países que hemos elegido son Filipinas, el país que ha logrado el mas rápido desarrollo económico en Asia en los años recientes7; Panamá, que también se ha desarrollado rápidamente en Latinoamérica; México, que tiene la economía mas grande en Latinoamérica8; Costa Rica, un país con economía relativamente pequeña, pero más adelantado en algunos aspectos de la nueva economía (como desarrollo sostenible); España, potencia europea consolidada. A éstos hemos sumado los países que tienen las economías más grandes de todo el mundo, China y Estados Unidos.
      Hay razones culturales también para elegir estos países. Filipinas y Panamá tienen ambos ligámenes históricos con España y Estados Unidos. También, Filipinas y Costa Rica, a su manera, promueven el desarrollo sostenible. Y por fin, México y China9 han influido en la cultura de Filipinas, por su proximidad geográfica y relaciones históricos.
      Como veremos, las medidas para los países con el sistema Hofstede, en vez de clarificar la relación entre cultura y economía, hacen mas profundo este misterio. En vez de encontrar resultados similares para cada una de las dimensiones establecidas, se desprende una gran dispersión y variedad en las puntuaciones. Aun sólo atendiendo a los países hispánicos, la dispersión de las medidas es demasiado grande. Por ejemplo, el espectro de puntuación por “distancia al poder” varía desde los 95 de Panamá a los 35 de Costa Rica, por “individualismo” varía desde los 11 de Panamá a los 51 de España, por “masculinidad” de los 21 de Costa Rica a los 69 de México, por “miedo a la incertidumbre” de los 44 de Filipinas a los 86 de Panamá, Costa Rica y España. Obviamente, no hay similitudes culturales entre los países que tienen economías más grandes o dinámicas. Y más sorprendente, este fenómeno se comprueba claramente en países que culturalmente comparten, por ejemplo, la cultura hispánica.
      He aquí los resultados:
Stacks Image 26
Stacks Image 28
Stacks Image 30

Gráficas comparando los siete países

      Es difícil calibrar el efecto de las culturas de los países en su desarrollo económico. La dispersión de las medidas culturales con el sistema de Hofstede, observado en los países que tienen economías más grandes o con mayor crecimiento, indica que la cultura no tiene un carácter decisivo en los resultados. Puede que los índices sean incorrectos o, sencillamente, la cultura no afecte a la economía, la cual responda a otras causas y factores. Hay que notar pues que las Dimensiones de Hofstede fueron establecidas para explicar principalmente la actividad comercial, transacciones mercantiles de empresas o personas individuales, que componen una parte significativa de la economía, pero no la totalidad. Otros factores que pueden afectar la economía son la intervención del gobierno, el comercio internacional, y el medio ambiente. Estas cosas pueden obrar independientemente de idiosincrasias culturales.
      Pero hay otro misterio, mas profundo y oscuro, que los resultados manifiestan. ¿Por qué las puntuaciones de los diferentes países hispanos que, por supuesto, tienen similar cultura, son tan diferentes? ¿Es que las dimensiones de Hofstede explican solamente una pequeña parte de las culturas de estos países? ¿Es que la Hispanidad es un fenómeno más complejo, y no se puede medir o conocer cuantitativamente? ¿Es que la Hispanidad no es un fenómeno cultural, y es más grande que las culturas particulares de cada país?


ALGUNAS CONCLUSIONES

      Hay muchos académicos, filósofos, escritores, y otros intelectuales que han escrito sobre estas cuestiones. Entre ellos, Miguel de Unamuno, profesor de filología clásica, escritor, y político. También ganó fama por su ensayo romántico a la memoria de José Rizal, y más adelante, por su debate contra el general falangista Millán-Astray. Fue perseguido por el gobierno de Franco, y murió bajo arresto domiciliario durante los años caóticos de 1930.
      Unamuno definió la Hispanidad no como una cultura de la metrópoli española, difusa y promovida por el mundo peninsular, sino un “celeste de Hispania,” que da su brillo a “todos los linajes, todas las razas espirituales, las que ha hecho el alma terrena”10. Así pues, la Hispanidad es por lo menos una cultura compleja, o acaso mejor, un espectro de culturas distintas, vibrantes y fecundas, como tierras fértiles. Por consiguiente, el caleidoscopio de culturas que puede observarse a raíz de los datos de las Dimensiones de Hofstede de los países hispanos es explicable y entendible.
      Por fin, revisitemos las preguntas claves con que este ensayo se inició.
      ¿Qué es cultura? ¿Puede ser medida? Podría decirse que la cultura es la totalidad que una comunidad o nación ha hecho para mantener su vida en común. El ancho espectro de la totalidad de una cultura, es imposible que pueda ser medido.
      ¿Puede observarse alguna correlación entre economía y cultura? Por los datos que ofrece el sistema Hofstede, no. Los países que han logrado los más rápidos desarrollos económicos, o las mas grandes economías, son muy diferentes culturalmente, y este fenómeno es observable hasta en los propios países hispanos.
      ¿Qué es Hispanidad? La Hispanidad es un cosmos de culturas diferentes y distintas. No es una cultura uniforme, ni impuesta por una metrópoli peninsular, ni homogenizada artificialmente con ingredientes insolubles. Como las más saludables y lindas cosas naturales, como la selva, como un jardín salvaje, como el arco iris, está compuesto por colores, texturas, sonidos, y aromas diferentes. Ojalá que Filipinas preste su voz a este coro de la Hispanidad.

_______________________
1  Véase R. Thomas, Herodotus in Context, Cambridge, Cambridge University Press, 2002.
2  M. Weber, Protestant Ethic and the Capitalist Economy.
3  Por ejemplo A.W. McCoy (ed.), An Anarchy of Families: State and Family in the Philippines, Manila, Ateneo de Manila University Press, 1994.
4  Cf. R. Nelson, “Philippine Economic Mystery”, Philippine Economic Review, 2007, vol. XLIV, núm. 1, pp. 1-33.
5  Cicero, M., Tusculanarum disputationum, Liber I.
6  Véanse los resultados en el siguiente enlace: <https://www.hofstede-insights.com/product/compare-countries/>
7  E. Tubuyan, Business World, 8 de mayo de 2018.
8  C. Millan, y G. McDonald, Bloomberg, 26 de abril de 2017.
9  Entre otros muchos libros se puede citar al fundamental E., Wickberg, Chinese in Philippine Life, Quezon City, Ateneo de Manila, 2002.
10  A. Toledano, Unamuno, estudios de su obra, Salamanca, Universidad de Salamanca, 2003.