This is a tab

Revista Filipina

Revista semestral de lengua y literatura hispanofilipina

Navigation

Invierno 2016
Volumen 3, Número 2

     
Revista Filipina, Segunda Etapa. Revista semestral de lengua y literatura hispanofilipina.
Invierno 2016, Vol. 3, N
úm. 2

E
NTREVISTA
PDF: Entrevista electrónica, Luis Eduardo Aute
PDF: Revista Filipina–Invierno 2016


ENTREVISTA ELECTRÓNICA RESPONDIDA POR LUIS EDUARDO AUTE EL 4 DE ENERO DE 2016 PARA REVISTA FILIPINA


I. INFANCIA EN FILIPINAS

1. ¿Quién era Gumersindo Aute?
Gumersindo Aute Junquera era mi padre.

2. ¿Por qué fue a Filipinas?
Se fue a Filipinas porque tras entrar a trabajar con 18 años en la Compañía de Tabacos de Filipinas, con sede en Barcelona, le propusieron destino en Manila, propuesta que aceptó.

3. ¿Cuál fue su actividad allí?
Era director de la sección de compra en la Tabacalera.

4. ¿Cómo se originó la familia Aute?
Mi padre conoció a mi madre, Amparo Gutiérrez-Répide, hija de españoles (valenciana y cántabro residentes en Filipinas) y decidieron casarse. Yo nací como hijo primogénito.

5. ¿Cuál era la relación de la familia Aute con la comunidad española en Filipinas?
Supongo que la relación lógica entre españoles viviendo y trabajando en la excolonia española.

6. ¿Cómo era la vida de una familia española en la Filipinas de entreguerras?
Una vida a tono con aquellos tiempos en un país de Extremo Oriente, supongo que lo típico de extranjeros-colonos. Viví mis primeros 11 años en Manila y, la verdad, mis recuerdos se atienen más a mi educación en el De La Salle College, a la relación con mis primos y tíos, y los amigos nativos del barrio. Mis salidas de casa se limitaban sobre todo, a ir al cine y a pasear por el “Bulevar” (el malecón).

7. ¿Qué recuerda de su infancia en Filipinas?
Tengo, como ya he dicho, recuerdos de infancia: familia, amigos, ir al cine… y una muy temprana vocación por el arte, sobre todo la pintura. Mis padres visitaban con asiduidad la librería del “Philippine Education” donde me compraban libros con las pinturas de los pintores más universales.

8. ¿En qué lengua se educó, y qué lengua se hablaba en casa?
Mi educación en el colegio fue toda en inglés, en mi casa hablábamos en castellano, (algo de catalán, mi padre era de Barcelona, y mi abuela materna, de Valencia, entre ellos, algunas veces hablaban en catalán según mi padre y en valenciano según mi abuela). Con los amigos del barrio hablaba en tagalog.

9. ¿Cómo vivió la familia Aute la guerra mundial?
Yo nací en 1943 por lo que apenas tengo información de esos años terribles. Por mis padres supe que la ocupación japonesa fue más o menos llevadera, los peores recuerdos fueron los de la “liberación” por parte de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos. Nuestra casa quedó absolutamente destruida. Durante los 13 días de asedio del bombardeo, nos refugiamos en el Hospital General. Medio hospital fue bombardeado y, por suerte las estancias donde nos refugiábamos quedaron en pie. Según me contaban durante esos 13 días no recibí alimento alguno, ni sólido ni líquido por lo que temieron por mi vida.

10. ¿Qué recuerda de la guerra, y sobre todo de los acontecimientos de febrero de 1945?
Creo que esta pregunta queda contestada en la respuesta anterior.

11. ¿Cómo era la Filipinas de postguerra?
Mis recuerdos son la imagen de una ciudad absolutamente en ruinas, apenas quedaron en pie algunos edificios en el centro de la ciudad en La Escolta, Pasay, Quiapo…

12. ¿A qué edad y cómo viajó a España?
Volvimos a España en 1955, yo tenía 10 años. El viaje lo realizamos por mar, en un barco alemán que se llamaba “Frankfurt”. El viaje duró algo más de un mes.

13. ¿Cómo se produjo la adaptación del joven Aute a la vida española?
La adaptación fue difícil, el encuentro con el frío, una escenografía muy distinta, costumbres distintas… clases exhaustivas de gramática y redacción para ingresar en el Colegio de Nuestra Sra. de Las Maravillas. No sabía escribir en castellano pues mi educación fue toda en inglés.


II. F
ILIPINAS EN SU OBRA

14. ¿Qué quedó de Filipinas en la formación educativa y artística del joven Aute?
Tal vez una cierta sensualidad, los colores vivos y cálidos, ritmos suaves…

15. ¿Cuál es la presencia de Filipinas, si la hay, en su obra?
Creo que la pregunta queda respondida en el apartado anterior.

16. ¿Cuáles de sus obras reflejan directamente su vinculación con Filipinas?
Directamente, ninguna… Probablemente en la canción “El niño que miraba el mar” y la película de dibujos en animación “El niño y el Basilisco”.

17. ¿Cómo se produjo la creación del álbum de “El niño que miraba al mar”, y su importancia y repercusión?
Fue a partir de una foto que me hizo mi padre sentado en el malecón del “Bulevar”, en 1945, y otra foto que me hizo mi hija, azarosamente, en el malecón de La Habana en 2011.
Fue el azar quien, juntando ambas fotos, me provocó la canción y la película. Ese trabajo fue muy importante para mí en cuanto a que me re-encontré con mi propia infancia y los fantasmas del paso del tiempo.

18. ¿Tiene o tuvo relación con otros artistas filipinos o españoles que hubieran estado en Filipinas?
No, no ha habido ocasión.

19. ¿Ha actuado o expuesto en Filipinas?
No.

20. ¿Se conoce adecuadamente su obra en Filipinas?
Creo que no.


III. F
ILIPINAS EN SU VIDA

21. ¿Con cuánta frecuencia ha regresado a Filipinas?
Nunca más volví desde 1955.

22. ¿Posee la doble nacionalidad?
No.

23. ¿Cuál es su conocimiento de las lenguas filipinas, especialmente el tagalo?
Hablo el tagalog aunque con una creciente dificultad por falta de práctica.

24. ¿Dónde aprendió tagalo, y con quién lo hablaba o lo habla?
Lo aprendí en el colegio en Manila, y hablándolo con los amigos del barrio. Ahora apenas lo hablo, alguna vez con algún camarero de algún restaurante de comida oriental.

25. ¿Sigue la actualidad política y cultural de Filipinas?
Apenas tengo información de la actualidad política y cultural de Filipinas.

26. ¿Cuándo regresa y pasea por el bulevar, cómo recuerda al niño que una vez fue?
Nunca regresé… y creo que ya es tarde para que se dé la ocasión.